Guía completa de utensilios para cocinar al vapor

¡Hola a todos y todas!

Ya se han terminado las fiestas y volvemos a la normalidad después de todos los excesos de estos días. Y para comer un poco mejor os queremos ofrecer nuestra “Guía de utensilios para cocinar al vapor”

Os queremos mostrar las distintas opciones de utensilios que encontrareis para cocinar verduras, pescados, dim sums,… y podréis elegir cuál es la que mejor se adapta a vuestras necesidades.

La cocina al vapor es muy sana y recomendable. Este tipo de cocción se realiza con la ayuda del vapor de agua, cosa que permite cocinar sin aceites o grasas añadidas. Se obtiene una texura suave, ideal para acompañar cualquier tipo de platos.

Comencemos:

  1. Vaporera de bambú: Este accesorio de vapor es el más tradicional de todos. Generalmente se utiliza en un wok con un poco de agua que ponemos al fuego con la vaporera de bambú dentro. Podemos encontrar vaporeras de uno, dos y hasta tres pisos, para cocinar distintos alimentos a la vez. La principal desventaja es la limpieza, que puede ser un poco más complicada por su forma y material que las otras vaporeras de acero inoxidable, por ejemplo.
  2. Vaporeres d’acer inoxidable: Este tipo de accesorio de vapor es de los más utilizados por su gran resistencia, facilidad de limpieza (muchos pueden ir al lavavajillas),… y en algunos casos iban incluidos en la batería de cocina. Podemos utilizarlos en cualquier olla o cacerola mientras se adapten bien. Encontramos dos tipos:
    • Con solo un encaje: sólo se adaptan bien a un tamaño concreto de olla o cacerola (midiendo el diámetro de la olla por dentro sabremos si encaja).Este accesorio no incluye la tapa, ya que encaja la misma tapa de la olla o cacerola utilizada.
    • Con más de un encaje: se adaptan a distintos tamaños de ollas o cacerolas, de modo que son un poco más versátiles. En este caso, al adaptarse a distintos tamaños, estos sí llevan la tapa incluida.
  3. Vaporeres de silicona: la ventaja principal es que se pliegan y ocupan menos espacio. Funcionan igual que los accesorios anteriores, se adaptan a la olla o cacerola, pueden tener más de un encaje, y generalmente incluyen la tapa. Al ser de silicona también pueden ir al microondas y horno, aunque se utilizan muy poco fuera de la olla o cacerola. Son aptos para el lavavajillas.
  4. Juego completo de vaporera: En este caso encontramos la olla, con uno o más accesorios de vapor y la tapa. Estos conjuntos suelen ser de acero inoxidable, y se pueden utilizar por separado, la olla por un lado, o como vaporera por otro. Es ideal si buscas una vaporera con más de un piso, resistente y que encaje a la perfección, o si te hace falta una olla y también querías una vaporera.
  5. Flor de vapor: Estos accesorios de vapor son los más pequeños y versátiles. Generalmente funcionan para varios tamaños de olla o cacerola y ocupan muy poco espacio una vez plegados. Estas “flores” funcionan de la siguiente manera: ponemos un poco de agua en la olla, un poco más de un dedo (dependiendo de la flor), y colocamos la flor abierta, encima dispondremos de los alimentos que queremos cocinar y tapamos la olla. Generalmente tienen un pequeño mango o pinza para sacar la flor sin quemarnos. El principal inconveniente de este sistema es la limpieza, ya que al tener distintas piezas móviles son un poco más pesadas de limpiar, aunque algunos son aptos para el lavavajillas. Es importante que a la hora de escoger una flor de vapor os fijéis en las patas, ya que si son demasiado cortas y no podéis incorporar suficiente agua, en cocciones más largas debéis estar pendientes de que no se evapore toda y se queme el culo de la olla. También debéis tener en cuenta que si vuestra olla tiene antiadherente debéis buscar una flor de vapor con silicona en las patas para evitar que se ralle. Y por último, también es interesante mirar el sistema para extraer la flor de la olla, ya que hay sistemas más cómodos que otros. Comentar que, en general, es una de las opciones más económicas y que da muy buenos resultados.Vaporera Eléctrica:
  6. Para los más profesionales o que cocinan mucho al vapor. Entre otras ventajas podemos decir que mantiene la temperatura de manera uniforme, generalmente tiene varios pisos para cocinar distintos alimentos a la vez, no debemos estar tan pendientes que el agua se agote, disponemos de un fuego libre más a la cocina para cocinar,…
  7. Estuche de vapor: Este sistema es el único que no va al fuego, sino al microondas o el horno, y la marca más representativa de éste sistema es Lékué. Éste sistema es muy rápido, ya que puedes poner un poco de agua en el estuche, la bandeja (algunos modelos la llevan o se puede comprar por separado) y los ingredientes encima, cerramos y al microondas. Ideal para personas que no tienen tiempo y tampoco quieren limpiar demasiado.  No es el sistema más tradicional, pero te permitirá realizar muchos otros platos con el tipo de cocción “Papillote” como pescados, patatas, carnes,… ¡e incluso postres!

Estas son las opciones que os ofrecemos para cocinar al vapor de manera práctica y fácil, para comer más sano y con todas las vitaminas ;)

Sólo una cosa más, a la hora de comprar siempre debéis tener claros los tamaños de las ollas o cacerolas que queréis utilizar,… para escoger la mejor pieza, de ésta forma no perderéis vapor y cocinareis los alimentos ¡a la perfección!

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.